Tuesday
November 21, 2017
Friday, July 14, 2017

¿En el medio o mediocres?

La polarización no debería ser inevitable en las elecciones de este año, pero aquellos que se resistan a esta tendencia deberán ofrecer algo más positivo que una plaga sobre ambas casas si desean atraer a los indecisos. La última vez que el país votó en las elecciones presidenciales de 2015, el 30 por ciento del electorado le dio la espalda a ambos candidatos del balotaje, y existen todas las razones para pensar que este sector no ha hecho más que crecer desde entonces. En vez de tratar de determinar si hay que culpar al gobierno actual o al anterior por los males de hoy, muchos preferirían buscar nuevas alternativas. Pero estas últimas tendrán que hacer más que aprovechar un paisaje político fragmentado si desean construir nuevas mayorías.

Si analizamos el principal campo de batalla que es la provincia de Buenos Aires, podemos ver que las principales alternativas a la coalición Cambiemos y a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner son el peronista disidente Sergio Massa (quien ahora se une a su rival Progresista de las elecciones presidenciales de 2015, Margarita Stolbizer) y el peronista ortodoxo Florencio Randazzo. Sin embargo, ambos hombres son mucho mejores para decir lo que no son que para definir lo que representan. El mensaje de Massa es constantemente “antigrieta”, sin proponer alternativas constructivas. No quiere decir que su campaña carezca de propuestas, pero ninguna de ellas puede tomarse en serio. En este sentido, aboga por la eliminación o reducción drástica del IVA sobre los alimentos básicos, sin explicar cómo impediría la expansión de una brecha fiscal ya importante. También tiene una plataforma contra la inseguridad que plantea una mezcla confusa de desplegue de la nuevas tecnologías y una retórica anticuada a favor de la mano dura. Recientemente, ha intentado sumarse al coro contra la corrupción al anunciar la renuncia a sus fueros parlamentarios; ignorando así la norma constitucional que establece que no se pueden resignar sin dejar la banca ya que esos privilegios son esenciales a la hora de asegurar la libre expresión del Poder Legislativo. Randazzo está recibiendo mucha atención por razones generalmente oportunistas — tanto de los peronistas que desean formar parte de una nueva condución como de los medios oficialistas ansiosos por fragmentar al peronismo — pero luego de más de un año de silencio, el exministro abre la boca para expresar poco más que su desacuerdo con CFK.

Ambos hombres tienen sus laureles pasados. Massa ganó las elecciones legislativas del 2013, mientras que en el 2015 no sólo se resistió a la polarización sino que aumentó su apoyo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la primera vuelta. Randazzo, por su parte, no sólo se enfrentó a CFK sino que también tuvo el inusual mérito de gastar sus presupuestos ministeriales en sus fines declarados como los trenes y el Documento Nacional de Identidad. Pero si pretenden marcar un camino a seguir que no sea la encrucijada planteada por las dos fuerzas principales, tendrán que dotarse de una hoja de ruta y un rumbo definido.

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5055 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia