Sunday
December 17, 2017
Friday, December 30, 2016

...y otro llega

Parece haber un consenso inusual entre los analistas con respecto al rumbo del año electoral que comienza hoy, tanto política como económicamente, si bien hay algunas diferencias de grado a considerar. En cuanto a las elecciones legislativas en sí, casi todos concuerdan en que la coalición Cambiemos del presidente Mauricio Macri tendrá más representantes en el futuro Congreso, pero nadie opina que estaría ni cerca de una mayoría absoluta. El peso decisivo que suele atribuirse a estas elecciones contrasta con el hecho de que ningún escenario indica que cambiarían algo el futuro político de Macri. Los pronósticos económicos varían mucho más. Si bien casi nadie cree que se repetirá el crecimiento negativo del 2016, los porcentajes oscilan entre un rebote ínfimo y un robusto crecimiento de hasta cinco por ciento. Las evaluaciones sobre la calidad de este crecimiento difieren tanto como las cuantitativas. Mientras que los partidarios más entusiastas de Macri podrían interpretar los datos más positivos como el nacimiento de una Argentina moderna después de un año difícil de luchas contra una herencia populista, otros los ven como un estímulo electoral transitorio para recuperar algunas de las grandes pérdidas del 2016, y no como un quiebre real con la estanflación de los últimos cinco años.

Sin embargo, a pesar de esta unanimidad, es posible imaginar un escenario mucho más optimista y otro mucho más pesimista para Macri; y ambos tienen tal vez las mismas posibilidades de concretarse. El escenario optimista comienza con factores como el blanqueo fiscal, la cosecha y las obras públicas durante la campaña electoral que traerían un influjo de capital suficiente para reactivar alguna capacidad ociosa y alcanzar los pronósticos más generosos de un 4 o 5 por ciento. La sensación de bienestar resultante no sólo ayudaría a Macri a obtener una conquista valiosa sino que podría ser aún mayor que la esperada; en especial en el interior (la expansión del PRO de Macri en las provincias norteñas tradicionalmente peronistas es subestimada por la mayoría de las encuestadoras, y tampoco hay que olvidar que la provincia de Buenos Aires, generalmente considerada la clave de todas las elecciones, tiene sólo 70 de los 257 diputados). Este triunfo inesperado llevaría entonces a la implosión de la oposición mientras que los legisladores más oportunistas se alinearían con el gobierno. Sin embargo, el escenario opuesto también está mucho más cerca de lo que muchos piensan. La recesión, la pérdida en el salario real durante el 2016 y la pobre calidad del gobierno frente a la enorme magnitud del déficit fiscal han generado frustraciones acumuladas entre millones de personas que podrían estallar si tan sólo detectan mejoras mínimas durante el segundo año de gestión. Las consecuencias en ese caso serían peores que una derrota electoral; ya existen las semillas para una crisis a gran escala.

El deseo de un feliz Año Nuevo siempre es más bien una esperanza que una expectativa real, pero al menos puede decirse que no debería ser muy difícil que el 2017 supere al 2017

  • Increase font size Decrease font sizeSize
  • Email article
    email
  • Print
    Print
  • Share
    1. Vote
    2. Not interesting Little interesting Interesting Very interesting Indispensable






  • Increase font size Decrease font size
  • mail
  • Print




    ámbito financiero    ambito.com    Docsalud    AlRugby.com    

Edition No. 5055 - This publication is a property of NEFIR S.A. -RNPI Nº 5343955 - Issn 1852 - 9224 - Te. 4349-1500 - San Juan 141 , (C1063ACY) CABA - Director Perdiodístico: Ricardo Daloia